Refloxología Podal

Reflexologia Podal

¿En qué consiste una terapia de reflexología podal?

La primera parte de una terapia de reflexología consiste en una entrevista en donde el consultante manifestará al terapeuta las razones por la cual considera que necesita terapia. De igual manera el terapeuta hará una serie de preguntas sobre su estado de salud en general, situación emocional, enfermedades padecidas recientemente.

La técnica

La terapia se realiza con las yemas de los dedos o los pulgares, mediante rotación, presión, o frotación, sin sobrepasar la sensibilidad del paciente.

Si el paciente se encuentra en un estado nervioso, la terapia debe ser lenta y suave. Si por el contrario la persona está muy decaída será más intensa y energética. El tratamiento en los niños será corto y suave.

Nunca se tratará una zona enferma que presente heridas o contusiones, trabajemos la zona refleja de la extremidad que corresponda.

El numero de sesiones dependerá de cada paciente. Los problemas crónicos requieren de mas tiempo que los recientes. Es recomendable trabajar dos veces por semana el primer mes, y después hacer un control periódico cada semana. Las terapias deben hacerse fuera de las digestiones.

Objetivos

La reflexología es una técnica manual que se utiliza para activar los procesos de autorregulación del propio organismo, ayudando a las zonas correspondientes a normalizar sus funciones, por medio de la estimulación refleja periférica de los nervios. Es una terapia de prevención ya que estimula todo el sistema.

Para que un cuerpo mantenga su salud es necesario que todas sus partes funcionen solidariamente entre sí. El pie es una zona sensible y de fácil localización de alteraciones funcionales. en caso de haber alguna disfunción en un ponto concreto del cuerpo, se puede estimular la zona refleja en el pie que corresponde con las manipulaciones de ésta técnica para así regular la disfunción de la zona afectada.

Beneficios

  • Induce a un profundo estado de relajación y bienestar.
  • Estimula la energía vital. Libera los bloqueos existentes y la hace circular de forma armónica y equilibrada.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática, a nivel local y general, evitando que existan estancamientos de sustancias o residuos de desecho en los tejidos.
  • Equilibra las transmisiones nerviosas, produciéndose un perfecto ajuste del sistema de retroalimentación e interconexión entre todas las partes de nuestro organismo. Así contribuye a mantener el medio interno en perfectas condiciones.
  • Depura y limpia el organismo de sustancias tóxicas como catabólicos, calcificaciones, ácido láctico, uratos y materiales de desecho procedentes de la respiración y nutrición celular.
  • Favorece la respiración y la nutrición celular, aprovechando las sustancias que puede haber retenidas en los tejidos y que, al ser liberadas, se reutilizarán como materia prima para favorecer la síntesis de otras sustancias vitales.
  • Reduce el estrés, tensión y ansiedad.
  • Normaliza las funciones orgánicas, glandulares y hormonales.
  • Estimula las defensas del organismo. Provoca una mayor actividad del sistema inmunológico.
  • Alivia el dolor.

Preceptos

Un reflejo es la respuesta involuntaria a un estimulo. La reacción refleja consiste en aplicar un estímulo en un punto concreto del cuerpo y provocar una reacción en otro distante de aquel.

De la piel parten fibras sensitivas que transmiten la información al sistema nervioso central y éste responde a través de fibras motoras. Las fibras sensitivas conectan con el encéfalo y corteza cerebral.

En la piel tenemos diferentes tipos de terminaciones nerviosas: las que detectan las variaciones de presión, el dolor, el calor, el tacto y el tacto continuado.

Según la manipulación e intensidad que utilice la terapia estaremos actuando sobre un tipo determinado de terminación nerviosa. La energía fluye a través de todo el cuerpo. El Dr. William Friztgerald dividió el cuerpo humano en diez líneas verticales que permiten establecer relación con cada parte del cuerpo humano. Cinco a cada lado, que van de la cabeza a los dedos de los pies y de las manos. Todos los órganos del cuerpo tienen su correspondencia energética refleja en una o varias zonas.

Trabajando cualquier zona del pie mediante presiones, se afecta a la totalidad de la zona refleja. En los pies se localizan estas diez zonas verticales que nos permiten establecer la relación con cada parte del cuerpo.

Las zonas reflejas de los pies abarcan desde las yemas de los dedos, hasta los talones y unos 10cm por encima de los tobillos. Sucede exactamente lo mismo con las manos, sólo que los reflejos están menos pronunciados y son más difíciles de detectar. En caso de necesidad, que no sea posible aplicar la terapia en los pies, se hará en la mano.

La anatomía es la ciencia que estudia la estructura y función del cuerpo humano. Para realizar un bueno trabajo reflejo sobre un órgano, debemos saber su localización, forma, tamaño, textura y su conexión proximal y distal.

La fisiología estudia el desarrollo de las funciones de los diferentes aparatos y sistemas:Reflexologia Podal

  • Órgano: es una parte del organismo que realiza una función en concreto, por ejemplo: el hígado, el corazón, los pulmones, etc.
  • Aparato: es el conjunto de órganos conectados a una misma función, por ejemplo: el aparato digestivo formado por: boca, faringe, esófago, estomago, hígado, vesícula biliar,  páncreas, intestino delgado e intestino grueso.
  • Sistema: es el conjunto de órganos formados el mismo tipo de tejido y que participan en una misma función, por ejemplo: el sistema óseo-muscular, sistema nervioso, etc.
  • El pie: es un pequeño mapa de nuestro cuerpo donde aparecen todos los órganos, aparatos y sistemas, representados en el mismo orden que en el cuerpo. Los pies son muy sensitivos y receptivos debido en parte a las terminaciones nerviosas que poseen y también a que siempre están cubiertos y protegidos.

Historia

En la historia de la Reflexología se encuentra que en muchas sociedades antiguas (hace mas de 4.000 años),  Japón, China, Egipto se usaban formas de masajes en los pies para sanar, estos eran aplicados como una verdadera disciplina, en lo que en ese entonces era la ciencia médica. Los indios americanos llevan usando métodos similares durante siglos.Reflexologia Podal Egipto A bases de experiencia, al comunicarse unos con otros a través de generaciones, se fueron poco a poco encontrando que existían puntos muy específicos en los que se podía estimular el funcionamiento de algunos órganos, glándulas y partes de cuerpo.

Con el pasar de los años ese conocimiento fue ampliándose en tal medida que se dio lugar al desarrollo de nuevas técnicas curativas como la Acupuntura, por citar alguna, y que tuvieron su origen en la primera etapa del desarrollo histórico de la Reflexología. Algunos autores citan ciertos sistemas de presión en pies y manos que eran utilizados como técnica terapeuta por algunos médicos centroeuropeos en la Edad Media.

Curiosamente fue después de este contacto con Oriente, cuando en Europa comenzó a utilizarse este tipo de presión, como tratamiento de diversos órganos del cuerpo. Pero fue definitivamente en el siglo XX, cuando resurgió de nuevo la Reflexología Podal.

A principios del siglos XX, el doctor William Fitzgerald, otorrinolaringólogo, especialista de un hospital estadounidense, desarrolló la “terapia zonal”, método derivado de la parte de principios señalados en escritos europeos, entre otros. Sus técnicas fueron desarrolladas por otra americana, Eunice Ingham, quien identificó y trazó el mapa de las zonas reflejas, y fue en gran medida responsable de la creciente popularidad de lo que llamó “Reflexología”. Doreen Bayly, una de sus estudiantes, introdujo la reflexología en el Reino Unido en 1960, desde donde su uso se extendió a otras regiones europeas.

Hanne Marquardt, enfermera y terapeuta reflexóloga que trabajó en Alemania, después de más de 35 años de experiencia con su método terapéutico, nos ofrece en su obra “el Manual práctico de la terapia de las zonas reflejas de los pies” una aproximación descriptiva y práctica, técnicas de acceso terapéutico al pie, y una serie de indicaciones relacionadas con la aplicación inmediata de esta terapia: localización anatómica de las zonas, métodos de trabajo, exploraciones y diagnósticos, programación de sesiones y relación terapeuta-paciente.  Actualmente, a su labor terapéutica y de difusión de conocimientos sobre su método debe sumarse su actividad como autora de reconocido prestigio dentro de su campo profesional.

Desde entonces, esta segura y eficaz forma de terapia ha ganado aceptabilidad, y tanto la medicina ortodoxa como sus adeptos conocen sus beneficios. En la actualidad, muchas asociaciones colegiadas, organizaciones e instituciones de enseñanza alrededor del mundo, promueven, enseñan y practican la Reflexología como una verdadera ciencia al servicio de la salud.